sábado, 23 de junio de 2018

Harrow



Sinopsis:
El Dr. Daniel Harrow, especializado en patología forense, destaca por su desprecio a la autoridad y su empatía por los muertos, un comportamiento que le lleva a resolver los casos más extraños. Su objetivo es dar voz a las víctimas con el fin de descubrir lo que de verdad sucedió en cada caso. Sin embargo, un terrible secreto de su pasado amenaza la investigación del doctor y pone en peligro tanto a su carrera, como a su familia y a él mismo.

La otra serie de médicos que he visto es una australiana (nacionalidad poco habitual en mis visionados) protagonizada por un forense que, al parecer, no es tan perfecto como parece. Al final de la primera temporada averiguamos el porqué de su misterio. Está interpretado por Iain Gruffud, al que aborrecí no hace mucho en la serie Liar, donde también era médico. Siempre ha estado de buen ver pero ahora se ha puesto cachas, será que ha sufrido la crisis de la mediana edad y se ha echado al gimnasio, y presume de ello: raro es el episodio donde no sale descamisado. Me pregunto cómo ha llegado a parar a Australia aunque conserva su acento galés. En fin, que la serie no ha estado mal pero no creo que me apunte a una segunda temporada.

viernes, 22 de junio de 2018

Las hijas del capitán




Sinopsis:
Nueva York, 1936. La pequeña casa de comidas El Capitán arranca su andadura en la calle Catorce, uno de los enclaves de la colonia española que por entonces reside en la ciudad. La muerte accidental de su dueño, el tarambana Emilio Arenas, obliga a sus indomables hijas veinteañeras a tomar las riendas del negocio mientras en los tribunales se resuelve el cobro de una prometedora indemnización. Abatidas y acosadas por la urgente necesidad de sobrevivir, las temperamentales Victoria, Mona y Luz Arenas se abrirán paso entre rascacielos, compatriotas, adversidades y amores, decididas a convertir un sueño en realidad. 

 Aunque la novela anterior de María Dueñas que había leído, Misión Olvido, no me convenció, admito que este libro me ha devuelto la fe en su pericia y su encanto narrativos. Y  que he disfrutado de las más de 600 páginas que narran las vicisitudes de las muchachas que dan título a la novela, y las de tantos personajes secundarios que aportan colorido y verosimilitud a la historia. 

En una época en la que la migración está tan cuestionada por ciertos sectores de la sociedad, conviene echar la vista atrás y recordar cuando los españoles tuvimos que dejar la patria en busca de un futuro mejor. Frente a la hostilidad de la tierra que recibe, la solidaridad de los compatriotas que llegaron antes. 

El protagonismo de las féminas es indiscutible y son un ejemplo de supervivencia en una época, principios del siglo XX, en que estaban supeditadas a una figura masculina. Con todo, luchan por su futuro, sin necesidad de atarse a un hombre para salir adelante, lo que es de agradecer, aunque el final no sea tan idílico como muchos desearían.

Aunque me he fijado, no he detectado ningún error gramatical, semántico ni sintáctico. Menos mal, porque a María Dueñas, que es filóloga, no se lo habría perdonado. Pese a superar el medio millar de páginas, tampoco he tenido la sensación, demasiado familiar en mis últimas lecturas, de que sobraban. Lo dicho, un encanto de novela.

martes, 19 de junio de 2018

Despedida de soltera




El viernes 8 por la noche mi hermana requirió mi presencia en su casa para la última prueba del tocado que me podría en la boda. Resultó ser una estratagema para que mis adoradas Guapetonas me dieran una sorpresa. En una caja enorme llena de papelitos tuve que buscar unas tarjetitas donde declaraban sus sentimientos hacia mí, lo que me emocionó porque son mutuos. También me regalaron una preciosa pulsera de plata con el grabado "Guapetonas" y la fecha de la boda. Huelga decir que me la puse en el evento.



La sorpresa más fuerte llegaba a continuación: una despedida de soltera. Me pusieron un velo fucsia y una banda de "Despedida cachonda", junto a un broche de pene, artículo que no podía faltar. Hasta me tunearon la silla con una ristra de latas de refresco. De esta guisa y con gritos de "¡Viva la novia!" anduve hasta la tasca donde me invitaron a cenar. Menos mal que a estas alturas de mi vida ya me echo muchas vergüenzas a la espalda y con una sonrisa afronté las miradas de la gente con la que nos encontramos. 


Como era de esperar, compartimos muchas risas. Lástima que, con la semana tan pesada que había tenido, entre trabajo, ojo pocho y nervios, me hallaba más cansada de lo habitual y quizás no estuve a la altura de la juerga. De todas formas, supieron comprenderlo porque son maravillosas y las quiero de corazón.


La necesidad del arte



12 valientes




Sinopsis:
En los días posteriores al 11-S, un equipo de Fuerzas Especiales estadounidense comandado por el capitán Mitch Nelson es elegido para ser los primeros soldados americanos en responder al ataque. El equipo es trasladado a las remotas y yermas tierras del norte de Afganistán, donde deberán convencer al general Abdul Rashid Dostum para unir fuerzas y luchar contra su adversario común: los talibanes y Al Qaeda. Para ello, los americanos deberán adoptar las tácticas de los soldados afganos a caballo y aprender a respetarse y confiar entre ellos ante un enemigo despiadado que les supera en número y no hace prisioneros.

No soy aficionada al género bélico, la verdad, aunque de vez en cuando doy la oportunidad a alguna. Esta, por ejemplo, tiene el interés de que los acontecimientos que narra no están lejos en el tiempo. De hecho, arranca con los hechos que no hace mucho vi en la serie The Looming Tower.
Este tipo de películas corren el riesgo de caer en la "americanada" al pasarse en la exaltación del ejército estadounidense. Menos mal que aquí se controlan un poco, quizás porque el protagonista, Chris Hemsworth, es australiano. Por cierto, su esposa en la ficción lo es asimismo en la vida real, la muy suertuda Elsa Pataky. Me temo que su papel, como el del resto de las féminas, se limita a mujer florero. Esta es una historia de machos.

También me chocó ver a Michael Shannon en un papel positivo y al siempre estupendo William Fichtner totalmente calvo.
Volviendo a la trama, los intentos de no caer en el maniqueísmo son débiles: en una escena vemos cómo los talibanes fusilan a una maestra y a sus alumnas porque su "ley" prohíbe que las niñas mayores de ocho años reciban educación. Por si no teníamos claro quiénes son los malos...
En resumen, se deja ver, aunque con media hora menos habría mejorado.

domingo, 17 de junio de 2018

Pues ahora Irene

Este sí lo he conseguido, no se el otro por qué no. Pues para quien le guste más la danza árabe que el flamenco, aquí les presento a Irene, una vieja conocida también de la misma academia que dispuso de su numerito de danza del vientre. Se colocó justo a mi lado, igual en el otro vídeo se ve, puso su cámara puesta sobre un trípode (que envidia, cuanto me gustaría a mí filmar con trípode, pero se tenían que dar ciertas circunstancias) para tener una copia personal suya y cuando tocaba su actuación se fue al escenario algo preocupada de que la chiquillería le tirara el trípode, dejó encargado a un señor que se lo cuidara. Al final me esperé para felicitarla por lo fenomenal de su actuación y estuvimos un rato charlando, le estuve contando cuanto tiempo hacía que las llevaba siguiendo. Mi intervención en este video es a lo Hitckcock, visto y no visto. Y ahora que digo ésto, he visto montajes de las películas del maestro del suspense del justo momento en el que sale él. Cualquier día hago yo uno de los míos, que son ya unos cuantos entre fotos y videos. Me han cazado ya muchas veces. Igual lleva razón mi nueva compañera de trabajo -¡Si te metes en todos esos fregaos...!

Robert Kirkman La historia secreta del cómic




Sinopsis:
Robert Kirkman es uno de los guionistas de comics más famosos de los últimos tiempos gracias a  The Walking Dead. En esta serie explorará a los creadores y acontecimientos que transformaron la historia de la historieta para siempre.

Mi relación con los cómics es un poco rara. Como la mayoría de mi generación, crecimos leyendo lo que entonces llamábamos tebeos, sobre todo los de la editorial Bruguera. Al parecer, los cómics pertenecen a otra categoría más excelsa. A esta es la que se refiere la serie documental que os reseño.
Cada uno de los seis episodios se centra en un aspecto de la historia de los cómics made in USA. Prueba del calado del género entre su población es una escena que vi en El asesinato de Gianni Versace, donde las normas de conducta del ejército del país figuraban en tal formato, lo que tampoco dice mucho de la comprensión lectora de sus miembros.


La historia de la creación de Wonder Woman la conocía por la película ProfesorMarston and the Wonder Women. Otro episodio más interesante se centra en la rivalidad entre Marvel y DC. Otro, más histórico, narra el suplicio que sufrieron los creadores de Superman hasta ver reconocidos sus derechos. Más reciente es la repercusión del 11-S en el mundo del cómic para dar homenaje a los verdaderos héroes.
Me ha parecido una serie documental de bastante interés.