jueves, 31 de diciembre de 2015

Abba - Happy New Year



Me llamo 2016.

Llevo mucho tiempo esperando este turno para encontrarme contigo y ya se acerca el momento.
Aunque falta poco para que llegue aún no existo. Tú me vas a crear.
 

Me darás vida con tus proyectos, tus pensamientos, tus palabras, tus sentimientos, pero sobre todo con tus acciones.
 

Hasta hoy no tengo forma ¿Cómo quieres que sea?
 

Pronto usarás esa agenda que lleva mi nombre y deseo que me concedas un privilegio, sólo uno: Quiero que me hagas EL MEJOR AÑO DE TU VIDA.
 

A ver ¿cuál de tus otros años te había pedido esto? Ninguno.... Yo vengo y me planto con mis cuatro números frente a ti porque quiero ser el año en que te atrevas a hacer más cosas; el año en que pienses y actúes más en grande, en que compartas tus talentos y capacidades con mayor generosidad; el año en que tu mente, corazón y cuerpo produzcan mejores cosas de una forma honesta para tu beneficio y el de los que te rodean; el año en que más cariño y atención brindes a los tuyos.
 

Hoy me uno a las celebraciones para despedir al 2015 que ya se va. Sus altas y bajas se van con él. Ahora me toca a mí.

¡¡¡POR FAVOR DISFRÚTAME!!! Úsame al máximo, lléname de experiencias, diviértete mientras estemos juntos, quiero irme con el siguiente Diciembre agotado, pero lleno de cosas buenas y con el privilegio de haber sido el mejor de todos. Si es así habré logrado mi propósito: Viviré para siempre en ti, porque no podrás olvidar lo increíble que fue nuestro tiempo juntos. 


Al terminar las campanas que anuncian mi llegada, acuérdate de mí, respira profundo y ¡ADELANTE! 

Con mucha ilusión espera un maravilloso 2016.

Mi gran noche



Sinopsis:
A José lo envía la ETT a un pabellón industrial de las afueras de Madrid para trabajar en la grabación de una gala especial de Nochevieja. Cientos de figurantes como él llevan semana y media encerrados y desesperados mientras fingen celebrar con alegría la falsa venida del Año Nuevo. Alphonso, la estrella musical, es capaz de todo para asegurarse que su actuación tendrá la máxima audiencia. Adanne, su antagonista, joven cantante latino, es acosado por las fans que quieren chantajearle. Los presentadores del programa se odian y compiten entre sí para ganarse la confianza del productor. Pero lo que nadie sabe es que la vida de Alphonso corre peligro.

No hay mejor día que hoy para ver esta película ya que trata de la grabación del típico programa hortera de Nochevieja.
Recoge muy bien esa sensación de falsedad que abunda no sólo en eventos como este sino también en la vida real, como si fuera obligación pasarlo en grande en fechas como la de hoy.

De todas las películas de Alex de la Iglesia, esta me parece la menos violenta, la más "familiar", en el sentido propio de la palabra (son varias las relaciones paterno-filiales) y en el de los recuerdos: me ha retrotraído a muchas Nocheviejas ante el televisor con mis padres viendo aquellos especiales a los que alude el film.

Al tratarse de una película coral (geniales los actores hasta en los papeles más secundarios), caben multitud de temas: la telebasura, la corrupción, los montajes del mundo del corazón, los celos profesionales, la vejez, la religión, el relevo generacional,...) y un humor que roza la mala uva, nunca mejor dicho.

Y, por encima de todo y de todos, el inmenso Raphael, genio y figura superlativa. Sin él -me da la impresión- no existiría la película.

Sin ser una obra maestra, me he reído y he pasado un rato divertido viéndola. No pido más.


Mis sobrinos en la tele



El fin de semana pasado fueron a Granada mi sobrino Toni y su familia, junto a la familia de Carla, su esposa, que están en España estas fiestas.

En Sierra Nevada coincidieron con un equipo de los informativos de Antena 3. Así salieron de refilón en el telediario Toni con Lucía al brazo y Carla con su cuñado.

Toda una sorpresa televisiva.



   
   
   
   
   
   
   
   

   
Más vídeos en Antena3

Comida navideña de empresa



Perdonad la sobreexposición de fotos mías últimamente con los relatos matritenses. Me faltaba contaros la primera comilona navideña. Tuvo lugar el miércoles 23 cuando celebramos la comida de empresa. Dado que cada uno tenía que pagarse su menú, el número de compañeros trabajadores del Ayuntamiento asistentes a la comida era sustancialmente menor que cuando nos han invitado. Sin comentarios.


Con todo, nos reunimos una treintena en buena armonía. No estuvo mal el menú de 18 euros, a pesar de que no incluía fideuà, tal como se nos había notificado días antes. Eso sí, el brownie era puro vicio. Un compañero de la brigada que se acababa de jubilar fue homenajeado: el Ayuntamiento invitó a él y a su señora y les obsequió con un reloj y una orquídea.


Todos los años damos vueltas a algún tema de moda y este le ha tocado al negro del whatsapp, un africano exageradamente dotado que ha inundado la mensajería con toda clase de montajes más o menos hilarantes. En fin, que brindamos por nosotros con la esperanza de volver a reunirnos el año siguiente, lo que sería señal de que estaremos con salud y con trabajo. Así sea.

miércoles, 30 de diciembre de 2015

Carminho, Bom Dia Amor



He visto conciertos de Mariza en Lisboa y Madrid.

A Carminho le he visto cantar en Lisboa, Évora (Portugal) y en Madrid.
En Madrid canto con Pablo Alborán.

Mariza, María Lisboa.




Y al fondo, la Torre de Belém iluminada.

Hasta la próxima, Madrid



Para despedirnos de Madrid y de Carolina, compartimos mesa en un abarrotado Vips. La comida en sí no fue nada especial pero la tarta de tres chocolates merece una mención de honor.
A la hora de tomarnos la foto, me hizo gracia que la camarera se sorprendiese al ver la cámara, acostumbrada a los móviles.

De ahí al autocar para emprender el regreso a casa. Cansada pero contenta por la experiencia. Y deseando volver.

Mar de plástico





Sinopsis:
En el sur de España, en una región mediterránea repleta de invernaderos, se comete un crimen. Durante la investigación, surge una historia de amor entre Lucas, un joven con prejuicios raciales, y una inmigrante negra. Es una historia sobre los trabajadores ilegales y su relación con los agricultores que prosperan gracias al boom de la agricultura de invernadero; sobre los matrimonios entre lugareños y mujeres llegadas del Este. En suma, una crónica que cuenta cómo una de las zonas más pobres de España se convierte, en poco tiempo, en una de las más boyante.

Ha acabado la primera temporada de esta serie. Por fin. Empezó de manera prometedora pero no tardó en ponerse pesada. En la parte positiva, la sorpresa de quién era el asesino y la ambientación en los invernaderos almerienses, los problemas de racismo e inmigración (africanos, rusas, gitanos,...), un aspecto conflictivo de la sociedad española. En la negativa, la inclusión de tramas secundarias, como la de Afganistán, que distraían más que ayudar. Además, algunas interpretaciones -masculinas, sobre todo- me han parecido paupérrimas: la misma cara de intenso para cualquier situación. Sí, me refiero a Jesús Castro, que será todo lo guapo que se quiera, pero con mucho que aprender. Lo peor es que también afecta a actores consolidados como Rodolfo Sancho. Otro fallo, a mi juicio, ha sido alargar la trama: con menos episodios de relleno y marear la perdiz habría impactado más y no se me habría hecho tan cansina.

Da la impresión de que, cuando se confirmó que tendría segunda temporada, se filmó un cliffhanger que pretende enganchar. De momento, que no cuenten conmigo.
k


martes, 29 de diciembre de 2015

Secretos de Lisboa : Marvila


El Tajo pasa por delante, pero apenas se ve, tapado por contenedores de colores, grúas inmóviles, barcos que no navegan, autovías de a 50 que nadie respeta y almacenes que ya no almacenan. Al barrio lisboeta de Marvila no llegan los tuk tuk, y el café aún sale por 50 céntimos; no hay tiendas de souvenirs y en la cervecería La Moderna nadie recuerda cuándo le pusieron tal nombre; otras tiendas ni lo tienen, les basta colgar en la calle orinales, escobas, cubos. O escribir: “Se expurgan muebles”. En Marvila no hay monumentos, pero sí enormes almacenes en descomposición donde arrastraban mercancías hombres de mono azul y manos como raquetas. Ahora quedan los esqueletos de sus naves industriales, espacios vacíos en la orilla de la rutilante Lisboa pero a precio de barrio decadente. Copado el Chiado, el Bairro Alto o la Baixa, los jóvenes creadores y emprendedores ven el futuro donde durante todo el siglo XXI solo ha habido decrepitud. Ahora, para descubrir lo último de Lisboa, de galerías de arte a cervezas caseras, hay que pasarse por Marvila.
 
Las mañanas son de los jubilados, que se reúnen en la plaza David Leandro da Silva, con su quiosco de periódicos y el único urinario al aire libre de la ciudad. Un transistor anónimo reproduce fado tras fado. Es lo único que se escucha en esta placita triangular protegida por dos ilustres almacenes de vino del siglo XIX. En el de José Domingos Barreiro su gran reloj se paró en las cuatro y algo, cuadrando la nostálgica canción de Luis Eduardo Aute. Los dos ritmos de este barrio, las dos vidas paralelas, se reflejan en sus horarios comerciales. A primera hora, los mecánicos se calientan en el Café Velho y en A Doca, lugares de toda la vida donde nunca falta un poco de conversación antes de empezar a recauchutar neumáticos. A media mañana abre Café com Calma, nombre oportuno, porque si el portugués es de natural calmado, el café, paradójicamente, se lo toma deprisa, quizás porque al final del día no serán uno ni tres; este local, además del nombre, invita al relajamiento, con la estética imperante en Lisboa de dejarlo todo como está, la decoración de no-decoración; no faltan las banquetas de formica, las sillas y mesas cada una de su padre y de su madre, y paredes limpias de adornos. Aquí la clientela es recién llegada, joven y extranjera, con trabajos que necesitan de muchas palabras, y en inglés para definirse: community manager, brand activator y cosas así. Aquí no vienen por pegar la hebra sino porque hay wifi.

 
A media mañana comienza la vida en el LXWH, o sea en el Lisbon Work Hub, o sea en los cubículos de coworking (espacios compartidos de trabajo) en que se ha transformado el otro gran almacén de vinos de la plaza, Abel Pereira da Fonseca. Su fachada art déco, con su rosetón acristalado y su balconada a la plaza, dice mucho de su glorioso pasado. En el lateral del edificio, enormes grafitis de ballenas y cachalotes recuerdan que por allí se ve el mar, que es como los turistas llaman al Tajo. Destrucción y construcción conviven sin hacer ruido. Hay que pasear pacientemente para percibir los detalles de que los nuevos diseñadores del mundo viven por aquí dentro: un muro de cemento ha quedado forrado de madera de pino, gracias a la inquietud del equipo de Vertigo, donde enseñan a escalar. Tampoco es fácil descubrir, en la calle del Azúcar, Asian, almacén de muebles tibetanos a lo bruto, llegados desde el más allá pero ya con los precios de acá. En la calleja del Capitão Leitão la señora Mafalda cuelga en la calle las ropitas de su bebé, que hoy no llueve, frente a las galerías de arte Murias Centeno y Ar Sólido. El vecino Joan Maria está con su pincel y su caballete restaurando un cuadro del siglo XVIII; otros compañeros replican la biblioteca de la Universidad de Coimbra para la finca de un millonario con inquietudes.
 
Antes de almorzar igual está abierta la fábrica de cerveza de Dois Corvos, otra de las muchas iniciativas promovidas por parejas mixtas: la portuguesa Susana Cascais y el norteamericano Scott Steffens, ella profesional del marketing, él ingeniero de software. Se conocieron en Estados Unidos pero se dedican aquí a la cerveza casera. Ya van por 2.000 litros al mes, con marcas de diseño que colocan en los restaurantes y en su Cervezateca. Para almorzar recomiendo A Concha, el restaurante de barrio de toda la vida, donde no falta el rodaballo ni el centollo y al menú le cuesta llegar a los 10 euros.
 
Lisboa
A media tarde, cuando caen las persianas de los talleres, abren las galerías de arte, los centros culturales y los lugares de actividades extraescolares. El Clube Oriental de Lisboa, fundado hace 66 años, enseña a jugar al fútbol y a bailar; enfrente acaba de abrir lo último en castigar el cuerpo, un gimnasio de crossfit. Tiempos extraños, pues para relajarse es mejor recogerse en la Fábrica de Armas Braço de Prata. El abandonado escenario de la última novela de José Saramago, Espingardas, espingardas, ha sido transformado por Nuno Nabais en un espacio único de refugio cultural. Nabais fue el primero en creer en la transformación de Marvila. El patio semiabandonado de la fábrica reú­ne grafitis interesantes, y en el interior hay salas para cualquiera que quiera hacer algo, pintar, leer o acudir a conciertos. Todo gratis. En el barrio ha abierto la galería Alexandre Farto, que se dedicaba a saltar a los trenes para pintarlos. En Underdogs se expone lo mejor del arte callejero. Los murales de Farto, artísticamente Vhils, gritan en lugares abandonados de todo el mundo, y también de Lisboa, donde organiza tours para ver los grafitis.
 
La noche de Marvila se concentra en la esquina del Pozo del Obispo. Allí, otra pareja mixta, la portuguesa Marisa Cerqueira y el chino Binlu Zhu, ha abierto Dinastia Tang, un restaurante chino nada obvio. Ella estudiaba mandarín en Shanghái, él se dedicaba a la fotografía y, por qué no, han abierto local en la esquina de la esquina del mundo. Un viejo almacén de vinos es hoy un elegante y acogedor restaurante con mobiliario traído desde China. Su menú se centra en la cocina cantonesa, aunque sus especialidades son el pollo de Sichuán, la sopa de codornices o la raíz de loto con miel. Para bailar hay que andar 10 metros hasta el Beatus, donde sirven copas, destaca la bodega y se organizan mercadillos una vez al mes; pero las noches de los fines de semana son para las bandas de música, que tocan en la terraza que mira al Tajo mientras descansan sus contenedores, sus grúas y sus barcos.

Paseo por las ciudades del pecado : Madrid

Antes, si alguien quería un juguetito íntimo, tenía que alzar las solapas de su abrigo y agachar la cabeza para sumergirse en esa sordidez que se atribuía a los sex shops. Afortunadamente, los escaparates ciegos y los neones rojos están siendo sustituidos por alegres y acogedores locales dirigidos a un público diverso: lesbianas, gays, heterosexuales o parejas felizmente casadas. El placer ya no es pecaminoso y sucio, sino divertido y de diseño, y en las calles de Madrid este nuevo concepto del sexo campa a sus anchas gracias a las jugueterías eróticas o sexy stores. Situadas estratégicamente para captar a un tipo de cliente dispuesto a experimentar, una ruta por estas novedosas tiendas es la excusa perfecta para sumergirnos en las zonas más dinámicas de la capital.
Para empezar nuestro paseo, nada mejor que la modernísima calle de Fuencarral, que separa los barrios de Chueca y Malasaña. Entre boutiques de moda (que en Madrid se alternan siempre con comercios castizos), en el número 106 luce coqueta Sensualove, una sexy store que privilegia el gusto femenino, a tenor de sus productos y de la delicadeza con la que se exhiben. En las antípodas de lo soez, una sensual conejita nos espera en el escaparate, muy discreto, pero sin que haya lugar para el equívoco. Simpáticas golosinas, cuyas formas no hace falta especificar, nos salen al paso, así como aceites de masaje, lubricantes comestibles, disfraces, lencería y kits exclusivos que combinan productos de la tienda. Entre ellos está el Bondage Kit (bondage es como se denomina al atado erótico), y el Celebration Kit, para parejas heterosexuales. Los vibradores, acorde con la política de discreción, se encuentran al final de la tienda, y hay una sección de librería donde se nos invita a romper tabúes, con títulos como Atrévete con el sexo en Internet. También se puede contratar una divertida sesión de tupper-sex, en la que una organizadora lleva los productos a casa (siempre para grupos de amigos) y los presenta en un ambiente distendido.
 
Caminemos un poco más por Fuencarral, imbuyéndonos en su permanente ajetreo comercial y urbanita. Atravesemos Tribunal, lugar de encuentro de los que van a Malasaña a tomar cañas, café o copas (el barrio no para), y tomemos la tranquila calle de San Mateo. La tercera a la derecha es la Travesía de San Mateo, donde nos espera La Juguetería  pionera en este tipo de negocio. Orientada al principio a mujeres, su oferta va con la tendencia social. Max Rekarte Cowie, su director de marketing, nos explica , en la propaganda, que fueron las féminas en plena conquista de su liberación sexual (que en España llegó tarde) las que dieron pie a que los establecimientos dedicados a los accesorios eróticos se convirtieran en auténticas boutiques, con luminosos escaparates y productos más sofisticados y estéticos. En La Juguetería encontramos un amplio surtido de vibradores, entre los que destacan, para mujeres, el vibrador Delight para el punto G, muy silencioso, y para hombres, los masturbadores japoneses Tenga. Atención: aquí podemos preguntar sobre los verdaderos goces que proporciona un juguete con la seguridad de que los dependientes (que se acercan al cliente con un tono delicado y confidencial) nos darán su versión de los hechos, pues están obligados por contrato a probar los productos. Además, La Juguetería cuenta con un jugoso proyecto educativo llamado La Universidad del Sexo, donde se ofrecen cursos de, por ejemplo, cómo hacer un strip-tease, dar un masaje o convertirse en un chef del erotismo preparando un buen sushi y presentándolo sobre el cuerpo amado.
Entremos ya del todo en Chueca, el barrio más fashion de Madrid, donde restaurantes de diseño, ropa cool, cafeterías y pubs invitan a ser sublime sin interrupción. En el número 46 de la calle de Pelayo nos espera Amantis, cuyo eslogan, "Ideas para no salir de la cama", es fiel a la oferta de la tienda, completísima y dirigida a todos los públicos, sin privilegiar sensibilidades. Eso sí, la decoración y presentación de la mercancía están tan cuidadas como en el resto de las sexy stores, con lo más suave en la entrada de la tienda, como la colección de libros La Sonrisa Vertical, y lo más hard al fondo. Anillas para el pene, bolas chinas, juegos, antifaces, esposas, estimuladores de próstata y vibradores, entre ellos el Conejo Rampante, parecido al de Sexo en Nueva York. En la Ribera de Curtidores, 10, en pleno Rastro, Amantis tiene otra tienda, y el domingo por la mañana, con La Latina en plena ebullición (los amantes del vermú y la caña así lo procuran), es un buen momento para visitarla.

En el multicultural Lavapiés nos espera Los Placeres de Lola, la más cuca de todas las jugueterías, dedicada a la mujer, con especial cuidado a su salud (aquí sólo se trabaja con la silicona, que no irrita las mucosas). Los goces lésbicos tienen un lugar destacado, con una amplia oferta de arneses y dildos. Entre los productos estrella está el vibrador We Vibe, que estimula el clítoris y el punto G. La tienda cuenta con una deliciosa tetería en la que se pueden consultar libros que van desde el ensayo feminista hasta cómo complacer a la pareja según su horóscopo, y los primeros sábados de cada mes hay una sesión de tupper-sex en el local. Toda una invitación a disfrutar.

 

Exposición Star Wars



Requisitos para ser una persona normal



Sinopsis:
María de las Montañas es una chica de 30 años a quien la vida no le sonríe: no tiene trabajo, la han echado de su piso, no tiene pareja y vive distanciada de su familia. En una entrevista le preguntan qué tipo de persona es y, al darse cuenta de que no cumple ninguno de los requisitos para ser considerada "normal", se pone manos a la obra para convertirse en eso: una persona normal. 

De todas las comedias españolas que he visto últimamente, esta es, sin duda, la mejor. Leticia Dolera se revela como una prometedora directora y guionista, además de actriz.
El argumento da otro giro de tuerca al trillado género de comedia romántica. Puede que peque un poco de previsible pero se le perdona por sus divertidas, a la par que sustanciosas, reflexiones sobre en qué consiste ser normal en el siglo XXI y qué papel juegan requisitos tales como tener trabajo, casa, pareja o belleza en nuestra sociedad. Y todo, logrando que brote una sonrisa en los labios del espectador.

Una delicia de película.


La tradición danza en Agost




La tradición en su máxima expresión. El día grande de las fiestas de les Danses del Rei Moro de Agost, en el que los reyes de la media luna presiden las rondas de baile, congregó a decenas de personas en la plaza de España. Mayores, adultos y pequeños no quisieron perderse una de las costumbres más antiguas de la localidad, en la que la música de dolçaina y tabalet es más protagonista que nunca.

La traca, que se disparó pasadas las 17.30 horas, anunció la esperada llegada de la Reina, María Elena Benítez Díaz, y del Rey Moro, David Navalón Cirujeda. Los máximos representantes de estas fiestas entraron a la plaza de España en sendos camellos ataviados en imponentes trajes dorados. El público, reunido a los pies del Ayuntamiento, no tardó en ovacionar a sus reyes, quienes devolvieron el favor con enormes sonrisas en cada una de las rondas que realizaron alrededor de la plaza.


Minutos después, llegó la hora de la danza, el único momento en todas las fiestas que los máximos cargos bailan con los vecinos de Agost. Primero fue el turno de los reyes acompañados de los diez danceros y sus respectivas bailadoras. En este momento, otra de las grandes tradiciones de las fiestas no tardó en aparecer. Así, sobre las cabezas de la Reina y bailadoras se fueron depositando los caramelos que, tras caer al suelo con el movimiento del baile, los niños corrieron a recoger instantes después. Cumplido su compromiso, los diez danceros se retiraron para dar paso al público que tomó el relevo en esta tercera jornada de fiesta.

Este año, el frío se dejó sentir menos en la localidad que ya espera ansiosa la llegada del próximo viernes, donde tendrá lugar el acto de «subida a por las naranjas». Así, los jóvenes demostrarán su valía al trepar por los balcones para bajar las naranjas, un acto por el que además adquieren el compromiso de participar en las Danses del Rei Moro el próximo año.

Hoy y mañana también tendrá lugar la dansa a partir de las 17.30 horas en la plaza de España. El domingo, por otro lado, será el turno de los más pequeños, que celebrarán sus propios bailes.

http://www.diarioinformacion.com/alacanti/2015/12/29/tradicion-danza-agost/1711518.html 



lunes, 28 de diciembre de 2015

Éramos pocos y parió el Primark



La mañana del domingo la teníamos libre. Ya que -lástima- no se pudo materializar una cita prevista muy especial, buscamos planes alternativos.

Hasta que se hacian las 12, hora de abrir el Espacio Telefónica, pasamos de camino a la última atracción turística de Madrid: el Primark de Gran Vía.

Inaugurado el pasado octubre, sus cuatro plantas de artículos de todas clases a precios asequibles se han convertido en el templo del consumismo. Antes de las 11 estaba ya repleto. Alguien ha comparado su estructura en espiral con los círculos del infierno de Dante. No es muy exagerado.

En su defensa, he de decir que el trato a los discapacitados es atentísimo, lo que es de agradecer. Las dependientas me acercaban o buscaban cuanto artículo les solicité e incluso una me acompañó por toda la planta hasta encontrar el ascensor.

Un par de horas después, había cola para poder entrar. Todo un fenómeno de masas el gigante irlandés.

Por cierto, el título es de Leo Harlem.


Wisin - Que Se Sienta El Deseo (Official Video) ft. Ricky Martin



Con la excusa de que Ricky Martin cumplió 44 años en Nochebuena y con la inspiración de la serie de nuestro amigo Jesús sobre las ciudades del pecado, ahí va esta canción.

domingo, 27 de diciembre de 2015

Con Yolanda Ramos



Agost da inicio a las «danses del Rei Moro»


 
Las «danses del Rei Moro» llegaron ayer a Agost para quedarse hasta el próximo viernes, 1 de enero. La localidad comenzó las tradicionales celebraciones con la dansa vespertina que reunió a los diez danceros y sus bailadores y bailadoras, quienes recorrieron las principales calles de la localidad hasta la plaza del Ayuntamiento, donde la música no dejó de sonar. 

Las fiestas continuarán hoy nuevamente con la dansa y a partir de las 21.30 tendrá lugar la serenata a la Reina Mora, un cargo que este año recae en María Elena Benítez Díaz.
 
A medianoche el estruendo comenzará dando paso a la Nit dels Coets, otro de los actos más significativos de estas fiestas. Con todo, el día grande llegará mañana 28 de diciembre, con el baile, por única vez en todas las celebraciones, de los reyes moros. David Navalón Cirujeda ostenta este año el cargo de Rey Moro.

La «subida de los naranjeros» pondrá fin a las fiestas el próximo viernes, jornada en que los jóvenes demuestran su valía para convertirse en danceros el próximo año.

http://www.diarioinformacion.com/alacanti/2015/12/27/agost-da-inicio-danses-rei/1710980.html 


Frozical, el reino helado

video








La magia de la Navidad viajó sobre hielo. Y llegó a Jaén con el estreno absoluto de Frozical, el Reino Helado. La compañía Rompehielos de Daimiel (Ciudad Real) volvió a Jaén —tras el éxito de su espectáculo basado en El Rey León— fue la encargada de sorprender al público que llenó el Nuevo Teatro Infanta Leonor con un tributo musical basado en la conocida película de Disney Frozen.
Treinta y cinco personajes de todas las edades —la más pequeña con tan solo nueve años— comenzaron a aparecer sobre el escenario con el objetivo de revivir en la capital el gran montaje basado en el filme, que destacó por su original, cuidada y colorida puesta en escena, coreografías y canciones adaptadas, versionadas e interpretadas todas ellas por los propios miembros del grupo. Además, durante el musical estrenaron dos temas Ya da igual y una peculiar canción de Hazme un muñeco de nieve que cantó Elsa a su hermana Anna cuando la vio congelada. Entre el reparto estuvieron Mari Nieves Hernández, que encarnó el personaje de Anna “adulta” y Jennifer Alegre, que dio voz a Elsa. Entre otros, Olaf fue interpretado por Adrián Sánchez y Hans, un apuesto miembro de la realeza fue encarnado por Mario Barbé.

Soy un fans confeso de la película Disney "Frozen, el reino del hielo", no hace falta que diga que anoche disfruté de lo lindo con la obra de teatro "Frozical, el reino helado", y más que nada en el número musical de "Suéltalo" (Let it go). Magníficas puesta en escena e interpretaciones de estos actores/actrices manchegos ¿No profesionales?, más bien, no famosos. La única pega es la pobre luminotecnia, un poco de más luz se hubiese agradecido y el gran acierto es que tanto las canciones como los diálogos fuesen en playback, por lo que se oían perfectamente con tanta chiquillería, que tenía a todos los lados con "mamá, pis", "mamá, quiero patatillas" (debería haber sido para mayores de seis años). La obra es como la película, con algunas omisiones, que en teatro serían difíciles (aquí había un reno humano). La película empieza cuando las dos niñas están en la cama jugando y como consecuencia la princesa Anna queda sin sentido. Los números de baile sensacionales igualmente. Como anécdota la película "Frozen 2" la veremos en 2018 y circula el rumor por ahí por la red de que la Reina Elsa será lesbiana, la cosa promete. No lo sé, quizá la cosa haya salido del, diría yo patético, rumor de que la canción de la versión española "Libre soy" interpretada por Martina Stoessel tiene el oculto mensaje de "por fin salgo del armario", en fin cosas de 20 minutos, diario que conozco gracias a Conchi, cuando una de las veces que estuve ahí lo consultaba en la biblioteca. El vídeo es del casting de la obra.




sábado, 26 de diciembre de 2015

Hasta aquí hemos "llegao"



Sinopsis:
Han recorrido toda España haciéndonos reír con sus monólogos de humor, pero ahora dan un paso más y se proponen otros retos. Leo Harlem, Sinacio y Sergio Olalla son tres cómicos de una misma compañía que reciben la llamada de su productor para avisarles de un bolo. La idea parece sencilla, pero la impuntualidad, los despistes y la falta de coordinación convierten la cita en toda una aventura. Hasta aquí hemos llegao es un espectáculo de humor que da a conocer todo lo que ocurre entre bambalinas antes de que los artistas salgan al escenario para hacernos pasar un rato divertido.
 
Pensando en el aluvión de gente, marea humana más bien, que invadiría Gran Vía y aledaños la tarde-noche de aquel sábado, lo que nos impediría pasear con un mínimo de tranquilidad, opté por pasarla en un teatro. En el Compac Gran Vía, muy cerca del hotel, actuaba el enorme monologuista Leo Harlem, acompañado de Sinacio y Sergio Olalla, con el espectáculo Hasta aquí hemos llegao.
Fue un no parar de reír, de principio a fin. Los tres cómicos, partiendo de la base de los viajes que les llevan de gira, interactúan y también se lucen por separado, cada uno con su personalidad y sus temas dominantes.

-

Yo fui a EGB 3



Sinopsis:
Yo fui a EGB representa a la última generación nostálgica, que recuerda cómo se jugaba en el recreo, cómo compraban chicles Cheiw o cómo imitaban a Martes y Trece. Una época en la que no había internet y la cantidad de estímulos diarios eran infinitamente inferiores, por eso todo llegaba más y a más gente. 

En el tercer volumen de la serie encontraremos, entre otros temas: un homenaje al mundo de los abuelos (sus casas, sus frases, sus refranes, sus recetas); un viaje por la cultura oral de la época a través de las canciones y muletillas típicas de los juegos infantiles; el recuerdo de un acontecimiento social muy importante para los niños de la época, la Primera Comunión (con sus atuendos, sus regalos, sus juegos), o un repaso a los terrores infantiles, entre otras muchas sorpresas.o fui a EGB 3

Al toparme con este libro, me di cuenta de que, leído y reseñado el primero, su éxito había  propiciado un segundo y ahora un tercero.

Los que fuimos a EGB tenemos la edad suficiente para echar la vista atrás y recordar los años de niñez, adolescencia y juventud, que probablemente son mejores gracias al filtro de la memoria. La nostalgia es lo que tiene.

Por eso resulta simpático rememorar acciones, programas de televisión, películas, golosinas, juguetes, canciones, modas, expresiones, y otros aspectos de los felices 80 que aparecen en los libros de esta colección.

Insisto, no creo que fueran tan maravillosos como los recordamos, pero éramos jóvenes, qué más daba el resto.

Una lectura amena y ligera, casi superficial, con profusión de fotos e ilustraciones. Ideal para los que no cultivan el hábito de la lectura.

jueves, 24 de diciembre de 2015

Michael Bublé - The More You Give (The More You'll Have) [OFFICIAL LYRIC...



Una vez más, mis mejores deseos en Nochebuena, en Navidad y siempre. Con todo cariño.

Por el Madrid de las Letras



El despertar de la Fuerza




Sinopsis:

Treinta años después de la victoria de la Alianza Rebelde sobre la segunda Estrella de la Muerte (hechos narrados en el Episodio VI: El retorno del Jedi), la galaxia está todavía en guerra. Una nueva República se ha constituido, pero una siniestra organización, la Primera Orden, ha resurgido de las cenizas del Imperio Galáctico. A los héroes de antaño, que luchan ahora en la Resistencia, se suman nuevos héroes: Poe Dameron, un piloto de caza, Finn, un desertor de la Primera Orden, Rey, una joven chatarrera, y BB-8, un androide rodante. Todos ellos luchan contra las fuerzas del Mal: el Capitán Phasma, de la Primera Orden, y Kylo Ren, un temible y misterioso personaje que empuña un sable de luz roja. 

 
Parto de la base de que, a estas alturas es muy difícil encontrar una película que me impacte, que me marque, como aquella original que vi con 13 años. Imposible. La nostalgia es lo que tiene. Aún recuerdo el cine, que ya no existe, en el centro de Alicante, la primera vez que pedí que me llevaran a un cine de la ciudad.
 
Volviendo a la película, procuré ir lo menos contaminada posible, harto complicado en la era de la información, lo sé, pero lo conseguí en buena medida. Sea como fuese, admito que me emocionó oír la banda sonora y ver desplazarse las letras por la pantalla. Por cierto, la gramática en una galaxia muy, muy lejana debe obedecer a otra normativa porque ponen cuatro puntos suspensivos cuando son tres según la RAE. Vale, que me disperso. 


Retomo el hilo: la peli está hecha para fans de la trilogía original, “la buena”. J. J. Abrams es muy cuco y, sin necesidad de sutilezas, nos ofrece un homenaje a los que la disfrutamos, con múltiples referencias y con paralelismos descarados. Nada más ver a los actores principales pone los pelos como escarpias, por emoción y porque el paso del tiempo en ellos es espejo del nuestro propio. Harrison Ford estará arrugado pero el brillo de los ojos y la media sonrisa de Han Solo perduran y sigue enamorando. Por otro lado, es admirable y envidiable ver lo bien que se conserva Chewbacca. ¡Ni una cana en todo su pelaje!


¡Y la familia (léase juntando las yemas de los dedos, al estilo italiano)! Bien podría tratarse de los Corleone del espacio ya que los lazos sanguíneos (es lo que tienen los midiclorianos, aunque no se les mencione) juegan un papel esencial.

¿Funciona el conjunto? Para mí sí, que a estas alturas no quiero hacerme mala sangre. Me la pasé muy bien, qué caray, y que cuenten conmigo para la próxima.