jueves, 19 de octubre de 2017

Salvation



Sinopsis:
El estudiante graduado del MIT, Liam Cole y el multimillonario técnologo, Darius Tanzs descubren que un asteroide está a solo seis meses de colisionar en la tierra. Con toda la delicadeza y sin crear un escándalo público comienza a trabajar juntos en un plan para salvar a la humanidad. Para ello, reclutan a una aspirante a escritora, Jillian, para dar el enfoque teórico al planteamiento. 

Otra de las series que me ocupó el verano. No habría pasado nada si me la hubiera perdido porque tampoco es para destacar. Pero cometí el error de ver un par de episodios, el primero de los cuales, muy prometedor, a diferencia de los posteriores, está dirigido por el español Juan Carlos Fresnadillo, y continué.


La cuestión es que conforme avanzaba la trama se iba embrollado, de manera que sabía que llegaría un final sin cerrar sino con la puerta abierta a otra temporada que ignoro si se producirá. Ya adelanto que no me suscita demasiado interés. Aun así, la seguí viendo, más que nada por inercia y quizá también porque Ian Anthony Dale y Santiago Cabrera son unos señores de buena planta.



miércoles, 18 de octubre de 2017

Evolución de perder el tiempo



La verdad es que nos despistamos con múltiples tonterías. No sé vosotros; por lo menos, yo sí, lo que a veces me provoca malestar. Pero luego se me pasa.

Señor, dame paciencia



Sinopsis:
Cuando la mujer de Gregorio, un banquero muy conservador, del Real Madrid y muy gruñón, fallece repentinamente, éste se ve obligado a cumplir su última voluntad: pasar un fin de semana con sus hijos y sus respectivas parejas en Sanlúcar de Barrameda para esparcir sus cenizas en el Guadalquivir. Aquí es donde empiezan los problemas para Gregorio, ya que su hija Sandra está casada con Jordi, un catalán muy culé al que no soporta. Su otra hija, Alicia, está saliendo con Leo, un hippy anti-sistema al que tampoco puede ni ver, y Carlos, su hijo pequeño, con el que lleva seis meses sin hablarse desde que salió del armario, se presenta con su novio Eneko, un vasco de origen senegalés. Este viaje multicultural pondrá a prueba la tolerancia y la capacidad de perdonar de una familia tan disfuncional como cualquier otra, en el que tendrán que aprender a aceptarse los unos a los otros, con sus virtudes y defectos.


Es difícil encontrar mayor concentración de tópicos por fotograma que en esta película: catalanes, madrileños, vascos, negros, gais, guardia civil, conservadores, perroflautas,... Lo bueno es que semejante batiburrillo no solo carece de mala intención sino que pretende llegar a una convivencia armónica entre todas las diversidades. Estamos ante una comedia amable que destila buenrollismo con situaciones graciosas si el espectador pone la voluntad de pasarlo bien. Ese fue mi caso.

Por añadir un aliciente, la presencia en un papel secundario de Andrés Velencoso, "metro noventa y cara de póster", según lo califican, que va afianzando sus pasos en el cine.

Let's Stay Together - Al Green, Justin Timberlake, Keith Urban, Boyz 2 Man




Siguiendo con las canciones sexis de la lista de Icon, os pongo esta versión de la gala de los premios Grammy de 2013. Justin Timberlake, Keith Urban y Boyz 2 Men acompañan a Al Green en la revisión de este clásico del soul.

Cinco minutos. Eso es lo que le llevó a Al Green escribir ‘Let’s stay together’. Hubiesen sido los cinco minutos más rentables de la historia si no llega a ser porque la grabación posterior fue un infierno: la canción se tuvo que registrar hasta 100 veces porque el productor, Willie Mitchell, y el cantante no se ponían de acuerdo. Cuando quedó definitivamente grabada, Green sentenció: “Esto no puede ser un éxito”. Pero lo fue, y mucho. Aquí el componente sexi no es tanto la letra de rendido amor como esa lasciva forma de cantar, suave, a veces susurrante, con un húmedo falseto. Circunstancias que no se le pasaron por alto al melómano Barack Obama, que entonó un pasaje del tema en una comparecencia en el Apollo de Harlem en 2012.

https://elpais.com/elpais/2017/09/19/fotorrelato/1505831826_085646.html 

martes, 17 de octubre de 2017

Rutas y tapeos



Del día 6 al 9 se celebró XVI edición de la Feria Artesanal, Turística y Gastronómica de Agost. Un año más asistí a la Ruta de la Alfarería. Como me comentó el vicealcalde, podría ejercer de guía; no sé si lo dijo por las veces que he acudido o porque me he criado en esos parajes. O por ambos motivos. Me acompañaron mi amiga Nati y su hijo Marc. Éramos los únicos agostenses en el grupo de forasteros.


Como novedad, este año me apunté también a la Ruta de las Campanas, que pasa por las ermitas de las Santas Justa y Rufina, y la de San Pedro, así como por la parroquia. Aquí se unieron mis otras amigas Loli y Paqui, además de más paisanos. Siempre es bueno aprender o repasar la historia de nuestra localidad.

Cumplidas las partes artesanal y turística, faltaba la gastronómica, así que Nati, Marc y yo nos fuimos de tapeo al acabar las rutas. Las tartaletas de ensaladilla estaban deliciosas. Por la tarde nos reunimos unas cuantas Guapetonas para echar unas risas y merendar. Deliciosa la trenza de hojaldre y chocolate que nos obsequió nuestra amiga Rosa.


Idriss, la joven de Bujará



Sinopsis:
Cuando Idriss mira a los ojos de aquel joven, se da cuenta de que ya no podrá olvidarlo jamás. Pero Idriss se encuentra atada por una antigua promesa. Esta novela narra una historia de amor inspirada en leyendas orientales de dos ciudades de la ruta de la seda. 

Esta breve novela me transporta a tierras tan desconocidas como Kazajistán o Uzbekistán, distantes de ser un destino turístico al uso, no por distancia sino por costumbres. A ver a qué mujer le apetece viajar a lugares donde la tirarían desde lo alto de una torre por adulterio. A mí que no me busquen, desde luego.

Narra una historia de amor inspirada en las ciudades orientales de Samarcanda y Bujará. Las costumbres y los lugares que aparecen en el libro son auténticos. El libro se presenta ilustrado con fotografías que ilustran la arquitectura y los parajes donde se sitúa la acción. Lástima que no estén en color.

The Guest Book



Sinopsis:
La idea de The Guest Book surgió de las historias ficticias que escribía Greg García en los libros de huéspedes los hoteles. La serie narra algunas de esas historias, centrándose en el hotel vacacional de Froggy Cottage y sus visitantes. Cada episodio se centra en un nuevo grupo de huéspedes. Así, conoceremos a Kimberly Leahy, una policía de Monte Trace; Wilfrid, un caballero tranquilo y amable que regenta un grupo de casas para con su esposa, Emma y Vivian es una mujer dura que dirige un bar llamado Chubby con su hijastro Frank.


Esta serie ha sido una de las sorpresas del verano. Vi el primer episodio por casualidad y descubrí un universo de humor y mala leche la mar de divertido.

Por el escenario de una cabaña de alquiler en la montaña pasan cada semana nuevos inquilinos que conviven con otros personajes fijos, cada cual más extravagante. Las relaciones y las relaciones son descacharrantes, para partirse de risa. Ahora que lo pienso, este comentario es propio del personaje del inicio de los episodios que pretende convencer a su compañero para que vea la serie, en plan Cámera Café.

Se la recomendé a nuestro amigo José Ángel y me consta que se lo pasó de traca con los primeros capítulos, aunque ignoro si habrá visto la decena que componen la primera temporada.

Muy recomendable para pasar unos veinte minutos con humor.

lunes, 16 de octubre de 2017

Silva, Bevilacqua y Enríquez



Mi admiración por el escritor Lorenzo Silva no se limita a su talento literario sino que aumenta por su interacción con sus lectores en Twitter. Cada vez que me he dirigido a él, directa o indirectamente, ha tenido la amabilidad de responderme.

Aunque han pasado unas semanas (llevo mucho retraso en las publicaciones, perdonadme), os quería comentar la última ocasión, a raíz de un tuit sobre la interpretación de su personaje Rubén Bevilacqua en la película La niebla y la doncella.


Gracias a estas novelas fue mi primer contacto con Roberto Enríquez. Tanto Pedro como yo habíamos disfrutado de la lectura de El alquimista impaciente. El domingo del fin de semana que se estrenó la película (duró poco en cartel) en 2002 sugerí a Pedro ir a verla. Supongo que no tendríamos otro plan mejor para pasar la tarde dominical porque, sin ser muy amigo del cine español, accedió. Y allí estaba un barbudo Roberto interpretando a Vila, la primera vez que lo vi en  pantalla. Una película muy digna, todo hay que decirlo. Años después se grabó una miniserie con otros actores que pasó con más pena que gloria. De hecho, creo que se emitió de madrugada y la pillé de pura chiripa. Pero ni punto de comparación. Se merece una adaptación del estilo y la calidad de la que la BBC hizo con Wallander, y, a ser posible, con Roberto.


sábado, 14 de octubre de 2017

The Child in Time



Sinopsis:
La historia sigue a Stephen Lewis, un escritor de libros infantiles, en un sábado como cualquier otro su vida da un giro de 360 grados. En una visita rutinaria al supermercado Lewis pierde a su hja Kate, de cuatro años.
Desde ese momento, en vez de preocuparse por encontrarla, se hunde en whisky escocés y se sumerge en su casa. La relación con su esposa Julie decae por momentos, hasta el punto de no vivir juntos. La ficción es un recorrido de lucha, dolor y consumo mental, pero todo puede llegar a triunfar de nuevo.

Se trata de una producción de la BBC sobre las consecuencias en un matrimonio de la desaparición de una hija pequeña. A excepción de un par de escenas breves de llanto, la contención de los personajes me parece tan británica que me cuesta de creer desde mi punto de vista mediterráneo o latino, más dado a los gritos y a las escenas desgarradas. Quizás es un intento de desmarcarse de los telefilmes de sobremesa de secuestros de menores. Por otro lado, supongo que es verdad que el tiempo, si no cura, al menos amansa el dolor y propicia la resignación.


Existe una línea argumental secundaria sobre la infancia perdida cuya conexión con la principal no acabo de entender.

Por las fotos ya habréis deducido que mi interés en este drama doméstico reside en la presencia de Benedict Cumberbatch, un actorazo que lo mismo interpreta a Hamlet que a un superhéroe marvelita. Este papel es el más cercano a él en el espacio y en el tiempo. Tanto, que diría que viste su propia ropa. No sería de extrañar pues es también productor y ya se sabe que la libra es la libra.


Lo importante, sin embargo, es la composición interpretativa de un hombre torturado emocionalmente que intenta sobreponerse a la pérdida de una hija, a la carga de la culpa de haberla descuidado, y, lo que quizás sea peor, al desconocimiento de qué ha podido ser de ella. ¡Qué bien llora este hombre, por favor! Y qué guapo está aunque no sonría.


viernes, 13 de octubre de 2017

Let's Get It On - Marvin Gaye (live in Montreux 1980)





En la web de la revista Icon han elaborado una lista de las 20 canciones más sexis de la historia. No las voy a poner todas por aquí: unas ya han salido y otras no me dicen nada. Pero alguna que otra caerá, que la temperatura sigue alta en este veroño. Ya me diréis si os gustan o queréis aportar otras a la lista.

Así relatan la creación de este clásico del soul de 1973:

“El sexo es sexo y el amor es amor”, escribió con mayúsculas el genio del soul Marvin Gaye en la carpeta de su disco más tórrido. Y nada mejor que el inolvidable tema central para demostrarlo. Gaye chorreaba pasión ante el micrófono (“No hay nada de malo en que yo te quiera, cariño… Y así sabrás qué maravillosa puede llegar a ser la vida”) mientras al otro lado de la cristalera del estudio le observaba la destinataria de aquellas líneas: la quinceañera Janice Hunter, hija del coproductor del álbum. La seducción funcionó, aunque no de la manera más convencional. Marvin tuvo dos hijos con Janice (Nona y Frankie), pero siguió casado con su mujer, Anna Gordy, hasta 1977. Y Janice aprovechaba los ratos libres para vivir aventuras calientes con otros cantantes de soul, en particular Teddy Pendergrass. ¿Un antecedente temprano de eso que ahora llaman poliamor? 

El cuarto mono



Guadalupe



Más de un mes después, acabo el relato de mi viaje por tierras extremeñas. Hay quien guarda lo mejor para el final y este es el caso. La visita a Guadalupe del 9 de septiembre fue doblemente emotiva, por la maravillosa arquitectura del Monasterio y, sobre todo, por reencontrarme con mi querida amiga Ana. Desde aquel lejano 1997 en que nos conocimos en un memorable viaje por Centroeuropa, aunque nos hemos visto en otros destinos, yo tenía pendiente ir a su pueblo. Cuando vi en el itinerario de las Amas de Casa que se visitaba Guadalupe, me decidí a ir.


Nadie mejor que ella para advertirme de las barreras arquitectónicas (tan propias de este viaje) de su localidad y, por consiguiente, para guiarme por el camino menos complicado. No solo conté con su hospitalidad sino también la de su familia: su sobrina Guadalupe, a la que conocí tan chiquita en aquel viaje, y su marido Miguel; y la hermana y el cuñado de Ana, con los que coincidí en Alboraya.


No podía tener mejores guías para visitar el impresionante Real Monasterio de Nuestra Señora de Guadalupe, Patrimonio de la Humanidad desde 1993, que fue mandado construir en el siglo XIV por el rey Alfonso XI de Castilla, en agradecimiento a la Virgen tras su victoria en la batalla del Salado, en 1340.


Desde su fundación, se convirtió en uno de los principales centros de peregrinación de la península Ibérica, al que acudía con frecuencia la reina Isabel la Católica.


Como la víspera de la visita se había celebrado la festividad de la patrona, pude ver la ceremonia en que la devuelven a la Virgen a su camarín.



Guadalupe se vincula con Cristóbal Colón por las visitas que el navegante hizo a la villa antes y después del descubrimiento de América. Frente a la fachada del monasterio se conserva la pila (véase la segunda foto) donde fueron bautizados los primeros indios americanos en Europa.


Por si todo esto fuera poco, encima degustamos productos gastronómicos de la zona en casa de Ana. Lástima que el tiempo apremiaba, por lo que la visita fue demasiado corta. Desde aquí, mi cariño y agradecimiento a mi amiga y a su familia por la mañana tan maravillosa que pasé con ellos, y el deseo de que nos volvamos a ver pronto.



The Defenders



Sinopsis:
The Defenders sigue a Daredevil, Jessica Jones, Luke Cage y Iron Fist. Cuatro héroes únicos con un objetivo común: salvar Nueva York. Esta es la historia de cuatro personas solitarias que sobrellevan sus propios desafíos y entienden que son más fuertes al formar un equipo. 

En su día vi las series de Daredevil y Jessica Jones, no así las de Iron Fist y Luke Cage, los otros dos componentes de este cuarteto justiciero marvelita. Como el género de superhéroes es del agrado de Pedro, vimos los diez episodios en pocos días. He de admitir que se me hizo bastante cansina con tanta pelea y despliegue de artes marciales. Además, se toman demasiado en serio cuando el público agradece un toque de cachondeo. De ahí que las películas Marvel triunfen por encima de las de DC. Parece que las series no siguen el ejemplo de sus hermanas mayores, aunque habrá quien lo prefiera así.

Por otro lado, Sigourney Weaver da una lección de saber estar con esa majestuosidad y elegancia suyas.

He leído que no ha logrado captar mucha audiencia por lo que no habrá segunda temporada. No me preocupa.

jueves, 12 de octubre de 2017

Blade Runner 2047



Sinopsis
Treinta años después de los eventos del primer film, un nuevo blade runner, K, descubre un secreto largamente oculto que podría acabar con el caos que impera en la sociedad. El descubrimiento de K le lleva a iniciar la búsqueda de Rick Deckard, un blade runner al que se le perdió la pista hace 30 años.

El sábado fuimos al cine. Cómo no, vimos Blade Runner 2047. Cuando se estrenó la original hace 35 años, fui a verla porque salía Harrison Ford, ni más ni menos. Entonces me desconcertó pues no estaba habituada a películas sin maniqueísmos ni mucho menos a distopías, concepto que ni siquiera conocía. Con el paso de los años empecé a valorarla. Me planteé revisitarla antes de ver la secuela pero decidí no hacerlo para ponerme en la piel, si no en la de quien no tenía el referente, al menos en la de quien no la sentía fresca.


Visualmente es hermosa, como si al director de fotografía le hubiesen dado el Pantone entero en lugar de limitarse a los azules y negros. La banda sonora me pareció estridente y solo remontaba cuando sonaban reminiscencias de Vangelis. La historia no arranca mal (Dave Bautista en un papel pequeño pero destacado) pero llega a ponerse cansina en un intento quizás de resultar poética o filosófica planteado las cuestiones universales de quiénes somos, de dónde venimos y adónde vamos. Si a ello se le añade un metraje de casi tres horas se agrava en lentitud. A mí me costaba no mirar el reloj, no quiero ni pensar qué pensarán las nuevas generaciones. De hecho, los allí presentes teníamos la edad de haber visto el estreno de la primera.

No desvelo nada al decir que Ryan Gosling me deja indiferente. Menos mal que está el yayo Harry para darle vidilla.

En fin, no es que sea mala sino que resulta fría, no emociona, al menos en mi caso. Como leí en no recuerdo dónde, "no supera el test de empatía".



¡Feliz Día del Pilar y de la Hispanidad!




martes, 10 de octubre de 2017

Sherlock: El banquero ciego



Sinopsis:
Ha habido un incidente en un banco: alguien entró de noche en uno de los despachos y dejó un código misterioso. Sherlock deduce que ese código es un mensaje dirigido al banquero Van Coon. Sin embargo, aunque se dirige a toda prisa a su casa, ¡se encuentra que Van Coon ya ha sido asesinado...!

Hace unos meses compré el cómic del primer episodio: Estudio en rosa. A punto de salir al mercado el tercero, me he dado el capricho de agenciarme el segundo: El banquero ciego.

Es un gusto rememorar las peripecias televisivas de Holmes y Watson con unos dibujos tan conseguidos y tan detallados: ese abrigo, esa bufanda, esos rizos que dan ganas de alborotar,... Una pena que no sean en color, aunque un alivio para el o la dibujante, porque pintar esa mirada heterocrómica ha de ser una tortura.

La otra pega que le pongo es que en escenas de acción me perdería sin enterarme de lo que sucede si no fuera porque recuerdo la serie. Será que no estoy habituada al lenguaje visual comiquero actual.


Cena de quintos



El viernes 29 de septiembre estuve de sarao en la anual cena de quintos. Para dar una sorpresa al sector masculino del grupo, aunque nunca equiparable a sus performances, las chicas nos pusimos de acuerdo en un cierto dress code: vestir de negro y llevar guantes y pamela. Para los accesorios, mi amiga Rosa acudió a los bien surtidos chinos y nos solucionó la papeleta a unas cuantas. En cuanto a la ropa, tenía pensado qué ponerme cuando la víspera vi en el mercadillo una blusa negra adornada con flores muy similares a las de la pamela. Me fue imposible contener la vena de postureo y me la compré sin hacerme ninguna falta. No tengo remedio, lo sé.


Unas bajas de última hora por cuestiones de salud redujeron el número de asistentes a una veintena, lo que yo llamo el "núcleo duro". Para que los chicos no envidiasen nuestras testas cubiertas, les regalamos un bombín a cada uno, aunque luego hubo varios intercambios.


La cena tuvo lugar en el restaurante propiedad de una quinta, lo que implica que nos tratará bien. El menú consistía en coca a la pala, jamón y queso curado, calamar nacional a la romana, croquetas caseras de jamón.. y de merluza, gamba al ajillo, de entrantes. De plato principal, a elegir entre entrecot, solomillo de buey, atún a la plancha  o emperador. De postre, pedí el brownie de chocolate, obviamente. Todo esto, bebida y copas incluidas, 25 euros. Con el gran detalle de disponer las mesas en cuadrado para que todos nos viésemos las caras.


Lo mejor de todo fue la compañía y el buen humor de mis coetáneos, a los que quiero como si los conociera desde ese 1964 que tenemos en común.


jueves, 5 de octubre de 2017

El árbol de la sabiduría



Alicante, plató de una serie futurista para el canal Arte




Vuelven las cámaras a Agost.

Benidorm, Xàbia, Aigües, Agost, Torrevieja y Teulada se convierten en escenario de la ficción francesa Ad Vitam, dirigida por Thomas Cailley y Manuel Schapira.

Viajemos al futuro. A un balneario imaginario y futurista en el que sus habitantes viven eternamente. El secreto de la eterna juventud se ha encontrado. Pero no todo es perfecto. Un día aparecen los cuerpos de siete jóvenes que se han suicidado. A partir de ese suceso comienza una investigación que estará encabezada por Darius, un «joven» policía de 120 años. Le acompañará Christa, una chica tendente a la depresión, y juntos se van a embarcar en un viaje iniciativo que les llevará hacia el futuro y también hacia el origen de todo.

Esta es la trama de la que parte Ad Vitam, una serie francesa para el canal Arte que ha elegido la provincia como plató para el rodaje de buena parte de la acción. La grabación comenzó la semana pasada y se prolongará hasta finales de la próxima. Y de Alicante a París, donde continuará el rodaje otro tanto.

El rodaje de la serie empezó en Benidorm. La cala del Tío Ximo, la zona inglesa, la playa son algunos de los escenarios elegidos para situar parte de la serie. Después el equipo, integrado en buen parte por profesionales locales especialistas de diferentes ámbitos, se trasladó al Faro de San Antonio de Xàbia, donde se rodaron otras secuencias y esta semana las cámaras se colocaron en la antigua estación de tren de Agost y en el preventorio de Aigües, donde han encontrado la horma de su zapato para ubicar el antiguo balneario en el que viven los habitantes de esta historia futurista. Precisamente en este entorno se grabó desde el lunes hasta ayer mismo.

http://www.diarioinformacion.com/cultura/2017/10/05/alicante-plato-serie-futurista-canal/1943019.html#

Évora



Me ilusionaba volver a tierras portuguesas y visitar la ciudad de Évora, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1986. Allí nos dirigimos el 8 de septiembre.
Me temo que me decepcionó, no solo por el dichoso empedrado irregular y las cuestas, tan recurrentes en el viaje, sino porque, sin razón lógica, me esperaba algo más.


Visitamos la iglesia de San Francisco, de arquitectura gótico-manuelina.

Subimos empinadas calles para ver el Templo de Diana, uno de los emblemas de la ciudad. Cuál sería mi decepción al encontrar una tupida red que lo cubría pues lo están restaurando.


Tras comer opíparamente en el bufé de un hotel a las afueras, regresamos para ver lo que me pareció más fascinante e impresionante: la Capilla de los Huesos

Esta pequeña y discreta capilla es en realidad el lugar de descanso final de cientos de cadáveres, todos ellos exhumados de los cementerios de la ciudad durante el siglo XVI.


La entrada principal de la Capilla de los Huesos da la bienvenida a los visitantes con una visionaria inscripción en portugués, cuya traducción es:
“Nosotros, los huesos que aquí estamos, por los vuestros esperamos.”


Al entrar en el interior de la capilla, sentí un escalofrío al ver que hay más de 5000 huesos humanos incorporados a cada aspecto del interior, desde el suelo al techo.


No puedo entender que bastantes paisanos míos no la visitasen por no pagar los 3 euros de la entrada.

Abajo, los típicos azulejos portugueses.


lunes, 2 de octubre de 2017

The Sinner



Sinopsis:
Una madre , víctima de un inexplicable ataque de rabia, comete un sorprendente acto de violencia y horror en el que, para mayor desconcierto, no tiene ni idea de por qué. El investigador se encuentra obsesionado con descubrir el motivo oculta de la mujer. Juntos viajarán por un viaje desgarrador hacia las profundidades de su psique y los violentos secretos escondidos en su pasado.

Esta es una de las series que me ha ocupado el verano. Cada vez son más las actrices como Jessica Biel que se pasan a la televisión produciendo su propia serie, poniendo su dinero porque, quizás, en el caso contrario, no tendrían tales oportunidades laborales. Una muestra más de machismo.

El punto de partida de la serie es interesante: la protagonista asesina delante de testigos a un hombre con el que aparentemente no tiene relación. La premisa de este caso es muy diferente al de otras series sobre asesinatos Desde el principio sabemos quién es el asesino (asesina en este caso, otro hecho diferencial del resto de thrillers contemporáneos). Lo que importa aquí es el por qué.


A través de flashbacks, en episodios sucesivos nos haremos una idea de las circunstancias que desembocarían en el crimen. Es un viaje por los recovecos mentales y los mecanismos que bloquean traumas, gracias al tesón de un detective interpretado por Bill Pullman. A este hombre parece que le dé el sol en los ojos constantemente o que padece ardor de estómago, no lo tengo claro.

Tampoco se sabe a quién se refiere el título: es lo que tiene que el inglés carezca de género. Son muchos los candidatos, empezando por los padres fundamentalistas religiosos que ven pecado en todo y amargan la vida de sus hijos.

Quizás le sobren un par de episodios, pero no está mal.