lunes, 14 de noviembre de 2016

La sonata del silencio



Sinopsis:
Madrid, finales de los años 40. Marta tiene un futuro prometedor cuando conoció a Antonio, pero una lealtad mal entendida con Rafael, trastocará sus vidas. Cuando Antonio cae enfermo, Marta se ve obligada a ponerse a trabajar, exponiéndose a los celos de Rafael, las murmuraciones del vecindario y a la indignación de un marido humillado. La aparición de una moderna y adinerada mujer de negocios dará a Marta una inesperada oportunidad que le permitirá quizá salvar su propia supervivencia y la de su hija Elena, y encontrar, por fin, su lugar en el mundo. 

He visto los nueve episodios que componen la serie de Televisión Española La sonata del silencio, basada en una novela que no conocía. Creo que he leído que la serie ha pasado sin pena ni gloria, lo que no me acaba de extrañar por el tono excesivamente novelesco que la caracterizaba, acorde más bien con una de las producciones folletinescas de las tardes. Además, tenía unos planos muy raros entre semipicados y semicontrapicados, con unos encuadres más habituales en el lenguaje de los cómics que el de las producciones de época.


Me parece que no se encontró el tono adecuado entre tanta desgracia y tanta calamidad es que sucede a los protagonistas. Bien es verdad que la época de la posguerra española no daba para muchas fiestas y que probablemente esas desdichas que vimos en pantalla eran una pálida muestra de lo que se vivió en realidad en aquella época, sobre todo en el nulo rol de la mujer, supeditada al marido o a la iglesia. Lo que pasa es que el carácter maniqueo de los personajes chirriaba un poco.

Mención especial para mi adorado Eduardo Noriega, aunque reconozco que en esta producción no podía lucirse como es habitual en él. El encorsetamiento de su personaje lo perjudicaba.

No hay comentarios: