lunes, 17 de julio de 2017

Por las víctimas del terrorismo




La semana pasada acudí al Ayuntamiento a la lectura por parte de nuestro nuevo alcalde de un manifiesto en honor a Miguel Ángel Blanco como representación de todas las víctimas del terrorismo.
No sé si seréis de los que opinan que todas las víctimas son iguales y que esta remembranza está politizada. Yo me niego a verlo así. Su muerte conmocionó la sociedad que por fin plantó cara a los criminales. Justamente ahora estoy leyendo "Patria", de Fernando Aramburu, y estoy muy sensibilizada al respecto.
Veinte años han pasado ya de su cobarde asesinato y mi mayor recuerdo está ligado a un concierto de Alejandro Sanz, de la gira "Más", en el estadio Rico Pérez de Alicante. No tengo claro si fue un día antes o después del primer aniversario del crimen (en casa de mi madre estará guardada la entrada que confirmaría la fecha), lo que sé es que, al mencionarlo el cantante, miles de manos blancas (figuradas o no) nos alzamos coreando el nombre de Miguel Ángel y fue el mayor acto de comunión que he vivido. Por cierto, me acompañaban José Ángel y mi prima Laura, y mi sobrina Sonia estaba en el césped con sus amigos. Seguro que ellos también se acuerdan.



3 comentarios:

José Ángel dijo...

Lo recuerdo muy bien, fue un momento muy bonito. Esperemos no tener que volver a repetir ese tipo de homenajes.

Mari Pau dijo...

Todas las víctimas son iguales pero el asesinato anunciado en un plazo conmocionó a la sociedad y Miguel Angel se convirtió en símbolo del hartazgo y movilización contra el terrorismo y eso se conmemora pero todas las víctimas son iguales

José Ángel dijo...

Pienso exactamente igual que tu.