lunes, 27 de marzo de 2017

Cambio de hora




Ya sabéis que el sábado pasado "perdimos" una hora. Entre esto, la llegada de la primavera o vaya usted a saber, tengo el sueño trastornado. No suelo dormirme antes de las 2 de la madrugada, pastilla incluida.


En estos días de mini vacaciones me levantaba más tarde y el problema se minimizaba. Hoy, sin embargo, cuando ha sonado el despertador, apenas había acumulado seis horas de sueño.


Tengo un careto de zombi y una modorra encima que veremos cómo aguanto hasta la noche. A ver si me espabilo con estas dosis de humor.


2 comentarios:

Nina Peña dijo...

Yo estoy igual, hecha polvo... y el que no para de preguntar qué hora sería, es mi marido.... ahí yo soy la alien jejeje

Conchi dijo...

Ay, Nina, a ver si recuperamos pronto los biorritmos adecuados, sea lo que sea eso.