viernes, 23 de junio de 2017

A family man





Sinopsis:
Un empresario de alto nivel recibe la oportunidad de controlar su compañía de trabajo, pero para lograrlo tendrá que poner a su familia de por medio.

Me sorprendió encontrar por la red una copia de bastante buena calidad de la última película de Gerard Butler, que no sé si se estrenará en cines españoles. Lo malo es que no llevaba subtítulos y me la tragué a palo seco, sin muletas. Cuando más me perdía era con la jerga de headhunter del personaje, un tiburón de su gremio cuya vida familiar y conyugal estaba relegada a un segundo plano hasta que un problema hace que se plantee sus prioridades. 


Dicho así, puede parecerse a un telefilm de sobremesa y lo bordearía si no fuera por el buen hacer de Gerry y compañeros de reparto como Willem Dafoe, y los medios de producción, incluida la maravillosa arquitectura de Chicago. Los personajes femeninos se dividen en dos grupos: la esposa que abandona sus aspiraciones laborales​ para hacerse cargo de la casa y los hijos, y la soltera que antepone su carrera a todo para luchar en un mundo de hombres. Al principio me parecieron demasiado estereotipados, pero luego me di cuenta de que se ajustan a la realidad más de lo que nos gustaría.

Me ha emocionado ese Gerry padre sufriente. Y sí, para compensar la lagrimilla, ese pecho lobo suyo me ha provocado otras sensaciones que no voy a comentar porque os las imagináis.



1 comentario:

carolina dijo...

¡¡Qué bien, Gerardo ha sentado por fin la cabeza!! Ah... que no, que es una peli. Claro, ya me parecía a mí :_(