lunes, 9 de mayo de 2016

High Rise



Sinopsis:
La historia narra la llegada del doctor Robert Laing a la Torre Elysium, un enorme rascacielos dentro del cual se desarrolla todo un mundo aparte, en el cual parece existir la sociedad ideal. Pero secretamente, el recién llegado se sentirá perturbado ante la posibilidad de que este orden utópico no sea tal. Sospechas que rápidamente serán corroboradas de la forma más siniestra.


Una amiga mía es devota de Luke Evans,  por lo que estoy informada de la adaptación al cine de High Rise, la novela de J. G. Ballard, desde sus inicios. Lo que no hice fue leerla; de hecho, creo que no he leído nada de este autor. Tenía, eso sí, bastante idea de su argumento y de cuán brutal era. Aun así, por la presencia de Luke y de Tom Hiddleston, el personaje principal, me animé a verla en cuanto la encontré online con calidad de imagen y sonido además de subtítulos correctos.


Horas después seguía procesando la orgía de sexo y violencia, una muestra de la depravación a la que puede llegar el ser humano. Un rascacielos sirve de metáfora sobre la desigualdad de las clases sociales, una prolongación del "arriba y abajo" decimonónico, de cómo dependemos de la tecnología y de las fuentes de energía, de cómo cualquier excusa puede detonar lo peor, lo más rastrero de nuestro interior.


Un fallo que encuentro es que la película consta de dos partes demasiado diferenciadas que prescinden de una transición. No se explica cómo se llega a esa situación, a no ser que se haya esparcido cocaína a presión por los conductos de ventilación.


Por muy guapos que sean Tom y Luke, lo cierto es que la película no es nada agradable de ver, por lo que me alegra no haber esperado a su estreno en cine: tales imágenes en pantalla grande me habrían intimidado y asqueado aún más. Se agradece de vez en cuando una película adulta que haga pensar, pero preferiría que el precio no fuera tan alto.

2 comentarios:

nina peña dijo...

A veces recapacitar aobre remas tan complicados y con fondo filosófico es desgarrador. A mi, por referenciaa de nuestra amiga común, me recuerda el estilo de sociedad grotesca y ruda de Orwel pero no he leido el libro. La pelicula ya esta en mi poder y la pienso ver en cuanto pueda. Ya os contaré.

carolina dijo...

Pues la están poniendo bastante bien por ahí. Hasta se la califica como futura película de culto... Yo la veré si puedo, me gustan las historias sobre distopías.