jueves, 9 de junio de 2016

Adiós, Selectividad



Leo que este año será el último en que los estudiantes se examinarán de la PAU (Prueba de Acceso a la Universidad), nombre demasiado bonito para lo que toda la vida he conocido como Selectividad. Ignoro la eficacia del método que se implantará porque tanta reforma educativa, a merced de quién gobierne, es un mareo.

Lo que sí recuerdo es lo harta y aburrida que me sentía en aquel mes de junio de 1982, en pleno mundial de fútbol de Naranjito, mientras me preparaba para los exámenes. Para más inri, tenían lugar a finales de junio, coincidiendo con las fiestas locales de Moros y Cristianos, de manera que hincar los codos era mucho más costoso. Una vez superados, me pregunté: ¿Y esto era todo? ¿Para esto tantos nervios? Todo pasa y todo queda, que dijo el poeta.

Mucha suerte a los que se examinan y que no les pase lo de las imágenes.


3 comentarios:

Nina Peña dijo...

Los comentarios buenísimos Conchi!! Sin duda recuerdas lo difícil que fue... pero ¡y la nostalgia de aquello! Todo tiene una recompensa y seguro que eres superfeliz pudiendo dar clases. Conociéndote, de lo que más me alegro, es de la suerte que tienen tus alumnos teniendo una docente como tú. Un besazo cielo.

Conchi dijo...

Otro para ti, Nina, y muchísimas gracias por tus comentarios.

carolina dijo...

Adiós, Selectividad... y hola, Reválida. Hola de nuevo, según tengo entendido. No sé si realmente aportará una mejoría a la situación actual o todo lo contrario. De todas formas, yo siempre he tendido a pensar que ambas pruebas están de más: con la nota media de Secundaria debería ser suficiente para acceder a la universidad.